miércoles, 29 de enero de 2014

PASTA FRESCA CASERA, RÁPIDA,FÁCIL Y ECONÓMICA

 
No hay nada mejor, que comer pasta recién hecha y si encima la has hecho tu, ¡¡Impresionante!!

¡Ya! ¡ya me se la cancioncita!, no tenemos tiempo, es muy difícil, no tenemos la maquina de hacer pasta. ¡¡Madre mía que de peros ponemos!!.

Cuando se trata de comer sano, no se ponen tantos peros. Mirad ya veréis que super fácil y rápido es hacerlo.

Además podemos hacer la pasta en un momento que tengamos 15 minutos, si si habéis oído bien, ¡¡¡15 minutos!!!. Ni más ni menos y luego la congeláis, la pasta fresca congelada dura hasta 3 meses, podéis hacer porciones y tenéis para varias veces (fresca dura en la nevera, 3 días).

¡Que! ¿os vais animando un poquito o no?.

Bueno yo voy a empezar como siempre, poniendo los ingredientes, para que veáis que poquito se necesita.




 
INGREDIENTES

250gr de harina (yo he utilizado de espelta integral)

2 huevos

1 cucharada de aceite



Para que os hagáis a la idea, con esta cantidad hemos comido 2 personas y dos niños, dos veces y platos completitos.




PREPARACIÓN

Ponemos la harina en un cuenco, hacemos un volcán y en el centro introducimos los huevos y el aceite.

Amasamos, primero utilizando la punta de los dedos y luego con toda la mano, lo tenemos que hacer con energía, para que quede bien ligado todo.

Obtendremos una masa ligeramente dura y sobre todo que se despegue de las manos.

Si en la preparación veis que queda muy seca, le podéis añadir un poquito de agua y si queda demasiado blanda un poco más de harina, pero con las cantidades que os he dado, ha de quedar perfecta.

Hacemos una bola y la envolvemos en papel film o bien la tapamos con un cuenco y la dejamos reposar 30 minutos, para que la proteína se desarrolle y así coja cuerpo.

Una vez pasada la media hora, ya la tenemos preparada para hacer al momento o bien congelarla en porciones para otro día.

 

Cuando queráis hacerla, si no tenéis máquina para hacer tallarines o lo que queráis hacer (yo no tengo), se puede utilizar el corta pizzas, aunque también se puede utilizar cualquier cuchillo, que esté bien afilado.





 

 
Os pongo diferentes fotos, para que veáis las diferentes formas de cortarlos.

Yo prefiero alargar la masa al máximo y cortar. Aunque si tenéis un poco más de traza, una vez estirada la masa, la dobláis en dos veces, osea el lado derecho lo lleváis hacia el centro y el lado izquierdo también, así luego al cortar no os quedan tan largos para manejar.
 



Los podéis colgar un poco para que se sequen (mientras hierve el agua de la cocción) o poner en la olla directamente.

Yo suelo cortarlos dejarlos encima del mármol estirados y luego los pongo en la olla a hervir.

Para cocerlos, solo necesitamos ponerlos en agua hirviendo con un poco de sal. Una vez el agua esté hirviendo, se introduce la pasta y se deja un par de minutos si la habéis hecho fina o más tiempo hasta 5 o 6 minutos, dependiendo del grosor. 




Ya veréis que rica que sale y nada que ver con las comerciales. A parte, si hacéis cuentas de la cantidad que sale con los ingredientes que hemos utilizado, sale más económico hacerlo en casa, además de más sano.

Animaos, y ya me contareis vuestras experiencias.

Besotes

1 comentario:

  1. Anónimo8/2/14 16:16

    mmmm! m'ha quedat boníssima. l'he fet amb farina d'espelta blanca, un altre dia provaré amb la integral.
    Marta

    ResponderEliminar